“El guardián entre el centeno” de J. D. Sainger

5/5 - (1 voto)

J.D. Salinger (1978)
ISBN: 978-884-206-7420-9
Editorial Alianza (2010)
Traducción a español: Carmen Criado (revisión en 2006)
Título original: The Catcher in the Rye

Introducción

Publicada en 1945, la obra maestra de J.D. Salinger rápidamente se erigió como un icono literario, capturando la esencia de una generación. El relato, centrado en el adolescente Holden Caulfield, destaca por la impresionante autenticidad y profundidad con la que explora su psique, una hazaña que pocos autores han logrado con tal maestría. Ambientada en una Nueva York postbélica, las vivencias y tribulaciones de Holden han resonado en generaciones sucesivas alrededor del mundo.

A través de una narrativa cruda y sincera, Holden nos introduce en su mundo: luchando contra el fracaso escolar, las restrictivas expectativas de una familia tradicional y sus turbulentas experiencias con la sexualidad. Esta novela no solo es un retrato de la juventud en crisis, sino también una ventana a los desafíos universales del crecimiento y la búsqueda de identidad.

Sinopsis

En esta novela, el adolescente Holden Caulfield, de dieciséis años, nos narra una parte pequeñísima de su vida. Tan pequeña que no se alarga más de 48 horas, yendo desde un sábado por la tarde hasta el siguiente lunes a mediodía. La trama arranca en Pencey, una escuela preparatoria de esas made in USA que queda cerca de Nueva York, si bien es precisamente en esta ciudad donde transcurre la mayor parte de la trama. Sin embargo, ya desde los hechos que transcurren en Pencey nos podemos hacer una idea bastante buena de Holden. Es un espíritu libre, un chaval un tanto inadaptado, que no cree mucho en los demás, y que además tiene facilidad para criticarlos y para censurarlos por sus conductas.  Tal vez se pueda decir que tiene más inteligencia y más sensibilidad que sus compañeros de Pencey. De algún modo, parece ver cosas que los otros no ven.

Mi Crítica

Ante las controversias y la fama que envuelve a “El guardián entre el centeno”, mi curiosidad estaba en su punto más alto, especialmente por su conexión con figuras históricas como Chapman, el asesino de John Lennon, y otros célebres criminales como Charles Manson, Lee Harvey Oswald, John Hinckley Jr., y Sirhan B. Sirhan. Todos ellos afirmaron haber sido influenciados por este libro, lo que añade una capa de misterio y oscuridad a su legado.

Al sumergirme en sus páginas, encontré una narrativa que puede parecer simplista y desorganizada a primera vista. Sin embargo, esta aparente simplicidad es en realidad un reflejo intencionado del pensamiento de un adolescente inmaduro, enfrentándose a dilemas educativos y sociales. J.D. Salinger captura con maestría la voz interna de este joven (Holden), ofreciendo una lectura que oscila entre ser incómoda y adictiva.

Lo más destacable de “El guardián entre el centeno” es su capacidad para sumergirnos en las inquietudes y el desasosiego de un adolescente en el Nueva York de la primera mitad del siglo XX. Salinger no busca transmitir un mensaje trascendental; en cambio, nos presenta un espejo de la juventud y sus conflictos internos, lo cual, para mí, constituye el secreto de su éxito.

A pesar de no ser una obra maestra en el sentido clásico, “El guardián entre el centeno” es, en mi opinión, una novela imprescindible, un testimonio literario crucial para entender una faceta de la juventud y su percepción del mundo.

Nota

4 sobre 5

Curiosidades

 J.D. Salinger publicó sólo un libro: El guardián entre el centeno. La cual fue publicada en 1951 y los otros trabajos de este autor consistieron en cuentos y pequeñas novelas,  los cuales fueron publicados antes de mediados de los años sesenta.

Cada año se venden unas 250.000 copias de El guardián entre el centeno. Eso es casi 685 copias al día. 

Es uno de los libros más prohibidos en América. De hecho, aparece en los diez primeros libros más prohibidos de la American Library Association en fecha tan reciente como 2009 para lenguaje ofensivo y material sexualmente explícito, 66 años después de su publicación.

También es uno de los libros más enseñados en América. Entre 1961 y 1982, fue el libro más estudiado en las escuelas secundarias. 

El libro más vendido nunca se ha convertido en una película. “Si hay algo que odio, es el cine, ni siquiera me lo menciones”, dice Holden Caulfield en el libro.

“El guardián entre el centeno” ha sido citado como influencia por varios criminales de alto perfil. Mark David Chapman, el hombre que asesinó a John Lennon en 1980, se quedó en la escena del crimen leyendo el libro. En su declaración a la policía, Chapman dijo: “Estoy seguro de que la mayor parte de mí es Holden Caulfield, el personaje principal del libro; la otra parte de mí debe ser el Diablo”. En 1989, Robert John Bardo llevaba una copia del libro la noche en que asesinó a la actriz Rebecca Schaeffer. Asimismo, John Hinckley Jr., quien intentó asesinar al presidente Ronald Reagan en 1981, afirmó estar fascinado con la obra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *